El PSOE teme que “Sacyl no rescatará el hospital San Juan de Dios en esta ocasión”

El PSOE teme que “Sacyl no rescatará el hospital San Juan de Dios en esta ocasión”
Vota este artículo

Exigirá la continuidad de los servicios a pacientes y familiares, así como el mantenimiento de la plantilla

El PSOE de Burgos teme que “Sacyl no rescatará el hospital San Juan de Dios en esta ocasión”. Así lo estima el portavoz en Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León, Jesús Puente, que esta mañana se ha reunido con representantes del comité de empresa, junto al diputado provincial Javier Lezcano y la senadora Mar Arnaiz.

Como conclusión, Puente anuncia que el Partido Socialista exigirá la continuidad de los servicios que presta este centro a los pacientes y familiares, así como el mantenimiento de la plantilla, a la vista del desacuerdo económico entre la Orden de San Juan de Dios y la Junta para renovar el convenio, que expira el próximo 31 de diciembre.

El PSOE de Burgos considera fundamental el servicio que acogen estas instalaciones, tanto a nivel de cuidados paliativos, como por su funcionamiento como hospital de media estancia, así como por las cirugías que practica.

“La Consejería de Sanidad tendrá que aclarar cuáles son sus planes con respecto a esta actividad asistencial para la ciudad, puesto que en estos momentos no hay alternativa”, advierte Puente. Añade que la plantilla, integrada por un centenar de personas y vinculada a estas actividades desde 1988, año del que data el primer convenio de la Orden de San Juan de Dios con Sacyl, “debe continuar allá donde se ubiquen los pacientes”.

En el mismo sentido se han expresado Arnaiz y Lezcano, quienes consideran “inviable” la atención domiciliaria de los cuidados paliativos en estos momentos y señalan que “un gran número de pacientes pueden quedar abandonados a su suerte”.

Por eso,  Puente “urge” una solución que evite que la orden religiosa cierre las puertas de este hospital el próximo 31 de diciembre. En caso de acuerdo, precisa, “este debería ampliar su vigencia para evitar que, cada dos años, trabajadores y pacientes se vean sometidos a la incertidumbre sobre la continuidad del centro”.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.