Sasamón, Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico

Sasamón, Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico
Vota este artículo

El Consejo de Gobierno ha aprobado la declaración de la Villa de Sasamón, en Burgos, Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico. Con esta declaración se resuelve el expediente incoado en 1982, si bien la protección jurídica como Bien de Interés Cultural tiene efecto en el momento en que fue incoado. Esta declaración BIC se enmarca dentro del compromiso de Legislatura de la Junta de concluir todos los procesos de declaraciones pendientes.

La declaración BIC del Conjunto Histórico de Sasamón establece la delimitación de un entorno de protección teniendo en cuenta tanto su ubicación en un altozano, como el grado de conservación de la trama urbana originaria que conserva las trazas de la antigua muralla y una disposición almendrada, que ha servido de base para la delimitación del conjunto.

Sasamón se encuentra ubicado en la provincia de Burgos, dentro de la comarca del Odra-Pisuerga. El origen de su actual núcleo se identifica de manera general por su similitud fonética con ‘Sesigamone’ o ‘Segisama’, ciudad celtibérica. Posteriormente, sirvió de campamento a las tropas romanas establecidas en sus cercanías y, pacificado el norte de la península, Segisama se convirtió en una importante ciudad romana de la que conserva numerosos rasgos de su pasado más antiguo y de su estructura originaria. Tras un periodo oscuro entre la romanización y la Edad Media, la importancia de Sasamón queda patente en el año 1059 con el establecimiento de la sede episcopal. La villa medieval estuvo rodeada de una muralla, obra del siglo XV, de la que en la actualidad solo se conserva un arco con escudo real, símbolo de su condición de villa realenga. En el siglo XVI, fruto de otro momento de esplendor, se construyeron numerosas casas nobiliarias que hoy se conservan en gran medida. Asimismo, son de destacar las transformaciones urbanísticas que tuvieron lugar en época de Carlos III, según consta en una inscripción en la Plaza Mayor.

La declaración de Bien de Interés Cultural reconoce la singularidad de su pasado más antiguo. Su núcleo urbano es testimonio de su pasado romano, coincidiendo los trazados ‘’cardus’’ y “decumanus” con las calles actuales. Su situación estratégica y el establecimiento de la sede episcopal le confirió mayor desarrollo e importancia, tal y como demuestra la iglesia de Santa María la Real y el despacho parroquial o la cruz del Humilladero. Asimismo, conserva algunas de sus casas nobiliarias, destacando la de los Bascones, los Valtierra o los Villegas, junto a sus plazas, como la Plaza Mayor asoportalada o la de Segisama y una destacada arquitectura popular.

Otras intervenciones

La Consejería de Cultura y Turismo viene desarrollando el Sistema Territorial de Patrimonio Cultural Villas del Brulles, en el que se ha acometido la restauración de las iglesias de Olmillos de Sasamón, Villamorón y Villegas. Asimismo, tiene previsto llevar a cabo una nueva intervención en la iglesia de Santa María de Sasamón, cuyas obras de  restauración de cubiertas y bóvedas del crucero acaban de adjudicarse, con un presupuesto superior a los 200.000 euros, que se suman a los más de 1,4 millones de euros invertidos en este municipio.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.