La Policía Nacional de Miranda de Ebro detiene a un varón como presunto autor de una detención ilegal y abusos sexuales

La Policía Nacional de Miranda de Ebro detiene a un varón como presunto autor de una detención ilegal y abusos sexuales
5 (100%) 1 vote

La hermana de la víctima había denunciado previamente la desaparición. La mujer tiene una discapacidad psíquica de más del 40%

Agentes de la Comisaría de la Policía Nacional en Miranda de Ebro han detenido a un varón como presunto autor de los delitos de detención ilegal, abuso sexual e incitación al abandono familiar. La víctima es una mujer de 50 años con una discapacidad psíquica de más del 40% que reside en Miranda de Ebro.

Las investigaciones se iniciaron el pasado día 8 de diciembre, a raíz de la denuncia por desaparición interpuesta por la hermana y tutora de la mujer, quien manifestaba que había perdido el contacto con ella desde el viernes 5 de diciembre. La hermana comprobó que la víctima no se encontraba en su domicilio y su teléfono estaba apagado.

Una vez activado el protocolo policial de actuación con personas desaparecidas, y, tras realizar las primeras gestiones de investigación, se determinó que la persona desaparecida pudiera encontrarse retenida contra su voluntad por un varón con el que mantenía una relación. Siguiendo esta línea de investigación, finalmente el pasado 10 de diciembre se localizó a la mujer en la localidad de Villanueva de Teba, donde se encontraba retenida contra su voluntad en una casa propiedad del sospechoso. Se trataba de un varón de 56 años al que la víctima había conocido cuando trabajaba en una asociación para la integración de personas con discapacidad.

Al parecer, él se había ganado la confianza de la víctima y la había persuadido para pasar juntos un fin de semana en esa localidad. Pasados esos días, cuando la mujer quiso regresar a su domicilio se encontró con la oposición del hombre quien lo impidió encerrándola durante horas en la vivienda. Tampoco podía contactar telefónicamente dado que no había cobertura y, además, el hombre había puesto la contraseña del teléfono móvil de la desaparecida, garantizándose de esta manera que la víctima no pudiera comunicarse, ni salir si él se ausentaba.

Los agentes acudieron varias veces a la vivienda del sospechoso, hallándola siempre cerrada y sin que nadie contestara. En una de las visitas a última hora de la tarde, los policías escucharon algo de ruido procedente del interior y apreciaron luz a través de las contraventanas, conminando a que abriesen la puerta. En el interior encontraron a la mujer y al varón, que fue detenido y conducido a las dependencias de la Comisaría de Miranda de Ebro. Por su parte, la víctima fue trasladada al Hospital Santiago Apóstol encontrándose en buen estado de salud.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.