El Tizona Universidad de Burgos se estrena ante su afición con un triunfo de casta (92-91)

El Tizona Universidad de Burgos se estrena ante su afición con un triunfo de casta (92-91)
5 (100%) 3 votes

Los azulones culminaron sobre la bocina una gran remontada ante el Real Valladolid en el regreso del público a las gradas de El Plantío

El Tizona Universidad de Burgos cierra la primera vuelta con un triunfo de vital importancia ante el Real Valladolid. Los de Lluís Riera disputaron un partido ante su afición nueve meses después y pudieron brindarle la victoria tras lograr una remontada a base de trabajo y coraje. Los azulones desplegaron su mejor juego en el inicio del partido, dominando el choque ante uno de los rivales más fuertes de la categoría. Los vallisoletanos reaccionaron en el segundo cuarto, abriendo una brecha complicada de remontar en el segundo periodo. Sin embargo, la valentía y entrega del Tizona, con el público, que volvía a la cancha, volcado con él, permitió lograr la que parecía imposible. El acierto exterior de los burgaleses logró igualar el encuentro a pocos minutos del final y, en los minutos decisivos, los burgaleses fueron superiores. Una canasta de Ayoze Alonso a falta de un segundo para el final decantó la balanza del lado local y otorgó al Tizona el segundo triunfo del curso actual.

Lluís Riera y el Tizona Universidad de BurgosEl Real Valladolid se vio obligado a parar el choque con un tiempo muerto y Gantt anotó desde el triple en la reanudación para recortar su desventaja. Los visitantes trataban de corregir sus errores y apostaron pos transiciones rápidas por medio de su base Pantzar. Las indicaciones de Hugo López parecieron dar resultado y Kohajda puso a equipo a solo dos puntos del Tizona (21-19). El equipo burgalés no bajó el ritmo y anotó de nuevo por el recién ingresado a cancha, Imobach Pomares. El propio canario lograría sacar a su defensor una jugada de tres tiros libres en la recta final del cuarto. Los azulones llegaban a este encuentro con la baja de Ricardo Úriz por unos problemas en el cuello, pero no reflejaban ninguna debilidad sobre la cancha.

El final del primer cuarto se presentaba de nuevo igualado por la reacción del Real Valladolid, pero Iván Martínez deshizo el empate con un dos más uno convertido sobre la bocina (29-26). Tras el parón entre periodos, se estrenó en el apartado anotador Khadim Sow, quien finalmente era de la partida tras superar una lesión en su tobillo. El Clínica Sur-Aspasia había recuperado las buenas sensaciones y Mason anotaba en una gran jugada personal. Sin embargo, el capitán Alonso respondía con una canasta tras penetración por la banda.

En el segundo cuarto los blancos lograron ponerse por delante por primera vez en el choque, pero Reaves se encargó de levantar el ánimo de los suyos con un lanzamiento de tres. El paso de los minutos dio una ligera ventaja a los visitantes, pero el Tizona no perdía su estilo de juego. Los azulones apostaban un partido más por transiciones rápidas y agresivas, sello de identidad de su entrenador. De esta manera llegaría una nueva canasta de Reaves a aro pasado (38-44). Los aficionados azulones continuaban alentando a su equipo y logró anotar de nuevo desde el triple por medio de Alonso. Sin embargo, un parcial de 9-0 del Real Valladolid le permitió lograr la máxima diferencia a su favor antes del descanso (42-58).

El Tizona comenzó el tercer cuarto serio en defensa y con la intención de ser agresivos en el apartado ofensivo. Gracias a este aumento en la intensidad en la pintura llegaría sendas anotaciones interiores de Rawson y Barro. Los locales desplegaron de nuevo su mejor juego y Reaves, con un triple liberado, redujo la diferencia en contra a solo 10 puntos. El Tizona echó el cerrojo defensivo en este tercer cuarto, cortando la anotación de su rival e impidiéndole acabar sus posesiones. El propio Mus Barro sería frenaría la internada posterior de su rival con un buen tapón junto al tablero (50-60).

Lluís Riera y el Tizona Universidad de Burgos

Lluís Riera y el Tizona Universidad de Burgos

La mejora del equipo azulón se vio acrecentada por los ánimos de su afición, que le llevaría en volandas hasta el final del choque. La diferencia continuaba establecido en la decena de puntos tras varias anotaciones burgalesas desde el tiro libre. En la recta final del primer cuarto los de Lluís Riera mantuvieron el acierto exterior y dos triples de Iván y Joseph lograban cerrar un parcial a su favor (63- 70). Con el equipo volcado en ataque, el joven Khadim Sow logró un gran palmeo sobre la bocina cerraba un acumulado de 28-16 en el tercer cuarto.

La gran actuación del equipo se mantuvo en el inicio del último periodo, que comenzó con un nuevo triple de Iván Martínez. El Plantío era una auténtica caldera y el público impulsaba a los suyos con sus ánimos. Los visitantes no se sentían cómodos sobre la pista y, además, se vieron perjudicados por una lesión. El interior Van Zegerem se retiraría lesionado en su tobillo. El Tizona no bajaba la marcha y se tendría lugar una nueva exhibición triplista de Kris Joseph. El norteamericano logró dos triples consecutivos desde el centro del anillo y puso el ansiado empate en el marcador (76-76).

Los azulones no fallaban desde el triple y Spencer lograba una nueva canasta en el perímetro. El Tizona situó su defensa en zona para tratar de frenar al Real Valladolid, que no fallaba y mantenía una ligera ventaja a su favor. Mus Barro tomó de nuevo la responsabilidad anotadora en la pintura y encestó por partida doble (83-84). La igualdad era máxima y cada posesión valía su peso en oro. El Tizona no realizó ninguna concesión en defensa, aunque encajo un dos más uno tras una rigurosa falta pitada en su contra. Sin embargo, supo reponerse y anotó un triple vital a falta de pocos segundos para la conclusión (88-89). Tras ello, llegó el momento de Ayoze en el tiro libre, que no perdonó y puso a su equipo un punto por delante.

La posesión era de los visitantes y Nacho Martín sacó una falta a Barro a falta de seis segundos, anotando sendos tiros libre. En la última posesión del choque, Ayoze recibió el balón, penetró y logró una canasta trascendental que valdría por una victoria. El Real Valladolid solo dispuso de un segundo de juego para lograr una nueva canasta, pero erró su lanzamiento y la victoria se quedó en Burgos (92-91). Un triunfo de máxima importancia, el segundo de la temporada y el primero del Tizona Universidad de Burgos ante su público. Spencer Reaves terminó el choque como máximo anotador del encuentro con 23 puntos, mientras que Ayoze Alonso fue el MVP azulón con 16 puntos, 3 rebotes, 6 asistencias y 25 créditos de valoración. El último desplazamiento de los azulones esta temporada llevará a los suyos hasta Coruña, donde cerrarán el 2020 el próximo martes, 22 de diciembre.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.