La Guardia Civil detiene a dos personas por incumplimiento reiterado de la restricción de circulación

La Guardia Civil detiene a dos personas por incumplimiento reiterado de la restricción de circulación
Vota este artículo

Habían sido denunciados hasta en tres ocasiones anteriores por los mismos hechos

Se recuerda  que el estado de alarma limita la circulación de personas y vehículos excepto por causa justificada y para la realización de actividades esenciales

La Guardia Civil ha identificado y detenido en la provincia de Burgos a dos varones, de 42 y de 34 años de edad, por incumplir de forma reiterada la orden de prohibición de circulación establecida en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Ambas detenciones se llevaron a cabo días atrás, en dos lugares diferentes de la provincia de Burgos. Por un lado a las 11:00 horas guardias civiles que prestaban servicio en la autovía A-1 a la altura de la localidad de Sarracín, procedieron a identificar al conductor de una furgoneta. Al preguntarle el motivo de su viaje comentó que iba a recoger chatarra. Al no ser ésta una actividad esencial, y tras comprobar que le constaban tres infracciones anteriores por incumplimiento del R.D. 463/2020, en tres localidades diferentes, procedieron a su detención.

Por otro lado, a las 12:35 horas, guardias civiles que prestaban servicio en la localidad de Villarcayo, identificaron a un hombre que deambulaba por la vía pública. Al preguntarle el motivo de su estancia en la calle contestó que iba a visitar a un amigo. Al estar incumpliendo la prohibición de circulación establecida, y tras comprobar que ya había sido denunciado en dos ocasiones anteriores, se procedió a su detención.

A la vista de los hechos, y una vez acreditado el reiterado incumplimiento por parte de los detenidos de las medidas de restricción de la libertad de circulación decretadas para el estado de alarma, y ante el grave riesgo que puede suponer para la salud pública que estas personas continúen deambulando, haciendo caso omiso, y desobedeciendo de manera grave y reiterada a la autoridad y sus agentes, se considera que su conducta constituiría un delito de desobediencia grave, de los previstos en el Código Penal, Artículo 556.

Las dos personas detenidas, de nacionalidad extranjera, y a las que le constan numerosos antecedentes por delitos contra las personas y el patrimonio, han sido puestas a disposición judicial.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.