Isabel López:»Había que suspender la Rogativa del Santo Cristo por responsabilidad»

Isabel López:»Había que suspender la Rogativa del Santo Cristo por responsabilidad»
Vota este artículo

El arreglo de la bóveda de la iglesia de Palacios de Benaver está pendiente de las ayudas de la Diputación y el Arzobispado.

Sin positivos en Palacios de Benaver está libre de coronavirus. Su población de 110 habitantes censados, aunque no llegan a 50 los que residen a diario, resisten al COVID-19. Isabel López, alcaldesa de la localidad,  recuerda que al principio del confinamiento sí que hubo gente que acudió a sus segundas residencias, pero «sólo al principio», aunque ahora se está respetando y no hay vecinos que no sean los habituales.

Isabel López

Isabel López

Los vecinos cumplen las medidas de confinamiento en su mayoría, aunque siempre hay alguno que no lo hace, a pesar de que se emitieron unas normas con las medidas como apunta Isabel López. También echa de menos más presencia de la Guardia Civil patrullando por las calles, aunque entiende y valora el trabajo que están realizando y los muchos pueblos que tienen que atender.

Las labores de desinfección se han llevado a cabo al principio, por medio de una empresa contratada por el Ayuntamiento, pero ahora lo realizan con medios propios. A la Diputación han pedido medios para desinfectar pero desde la Institución Provincial se está priorizando el servicio, algo que la alcaldesa entiende. También ha solicitado mascarillas para los vecinos, que espera que lleguen.

En cuanto a los suministros de alimentación, los vecinos no han tenido problema en los abastecimientos, llegan todos los servicios excepto la farmacia, que «antes del estado de alarma sí que nos traía los medicamentos y ahora no, porque parece que tienen mucho trabajo». Llega el pan, fruta o carne sin problemas, y se guardan las distancias de seguridad y las medidas que se recomiendan.

El Ayuntamiento ha ofrecido su ayuda a personas que lo necesiten, pero en un principio no hay nadie en esa situación. Isabel López recuerda que hay un matrimonio mayor pero que es su hijo el encargado de suministrarles todo lo necesario y los que por distintas circunstancias no pueden o no tienen coches, son sus hijos los que se lo facilitan.

Si Palacios de Benaver tiene una cita irrenunciable es la Rogativa del Santo Cristo, que cada año tiene lugar en mayo. Esta romería congrega a los vecinos de nueve localidades en el monasterio benedictino de San Salvador, en el que viven 12 monjas. Pero este año, el coronavirus impedirá esta rogativa, que ha sido suspendida definitivamente sin contemplar otra fecha este año, como comentaba Isabel López, «esperaremos al próximo año, se suspende por responsabilidad».

Otro de los problemas que ha tenido Palacios ha sido el hundimiento de parte de la nervadura de la bóveda de entrada de su iglesia el pasado mes de diciembre. Quitaron los escombros y será el Arzobispado el que se encargue de su arreglo, a la espera de que se convoque el «Convenio de las goteras», y poder rehabilitarlo.

Isabel López quiere dar las gracias por su comportamiento porque «es muy difícil todo lo que está pasando pero ánimo, que todo se pasa».

Deja tu comentario

Your email address will not be published.