El Museo de Burgos selecciona un escritorio del siglo XVII como pieza del mes

El Museo de Burgos selecciona un escritorio  del siglo XVII como pieza del mes
5 (100%) 1 vote

El Museo de Burgos acoge este mes de abril este mueble, elaborado en madera, hierro y hueso. Se exhibirá en la pinacoteca de la Junta de Castilla y León, en la Sección de Bellas Artes. El origen de este modelo concreto se ubica en Salamanca, uno de los principales puntos de fabricación de mobiliario decorativo y vistoso.

El Museo de Burgos escoge cada mes una pieza artística para destacarla e informar a la ciudadanía sobre su origen e historia. Para el mes de abril, la pieza seleccionada es un escritorio que data del siglo XVII, tallado en madera y hierro y con detalle en hueso. Además, posee diferentes policromías y decoraciones en dorado.

La pieza mide 152 centímetros de alto, 109 de ancho y 42 de profundo. Se exhibirá en la Sección de Bellas Artes del Museo Provincial. El escritorio data del siglo XVII, época en la que este tipo de mobiliario se encontraba en su máximo esplendor. El origen de este tipo de modelo se ubica en la provincia de Salamanca, uno de los principales puntos de fabricación de mobiliario decorativo y vistoso.

Confección de la pieza

Este mobiliario presentado en el Museo de Burgos para el mes de abril esta confeccionado con tablones lisos de nogal con herrajes decorados. El escritorio consta de dos partes: la inferior y la superior, ambas partes cuentan con puertas y cajones tallados y decorados con distintas policromías. No obstante, el área exterior del mueble es austero mientras que el interior esta ricamente decorado.

Toda la superficie interior esta cubierta de decoración tallada y dorada, con multitud de gavetas y puertecillas. El escritorio combina madera y hueso esculpidos. Asimismo, añade detalles en dorado y policromado. Por otra parte, el taquillón del mueble tiene una decoración similar aunque menos detallado.

Antecedentes

El tipo de mobiliario al que pertenecen los escritorios no empezó a ser común hasta los siglos XVI y XVII en la zona de Castilla y León. Antes de que su uso se extendiera por toda la comunidad, las arcas eran uno de los muebles principales de la Edad Media, debido a su facilidad para el transporte y su versatilidad. El uso de estas piezas era la del almacenamiento., aunque también sirvieron como asientos y mesas.

Durante el siglo XV, el diseño de las arcas evoluciona y comienzan a elaborarse los escritorios. Su finalidad era guardar documentación con una superficie adecuada a la escritura y con la comodidad de poder cerrarse para su transporte y la seguridad de los documentos contenidos.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.