El PP señala que el contrato de basuras «empieza a oler realmente mal»

El PP señala que el contrato de basuras «empieza a oler realmente mal»
Vota este artículo

La portavoz del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Burgos, Carolina Blasco, ha pedido este miércoles al Gobierno municipal limpieza y transparencia en el millonario contrato de recogida de residuos y limpieza viaria

Blasco ha sostenido que el contrato más importante del Ayuntamiento, licitado por 10 años de duración y 179 millones de euros, se encuentra bajo el paraguas del oscurantismo y la paralización del bipartito. Se inició la licitación en noviembre de 2019 y 19 meses después no se ha resuelto todavía, haciendo que la actual adjudicataria se encuentre en situación irregular y sin contrato desde hace 16 meses. 

A ello hay que sumar, ha dicho, que «hemos conocido que la Junta de Gobierno Local ha expulsado de la licitación a la empresa con mejor oferta económica sin una sola explicación a los grupos municipales en comisión, ni en la obligatoria plataforma de contratación, ni a los medios de comunicación». Esta expulsión de una oferta, que es casi 15 millones de euros inferior a la siguiente de URBASER supone un impacto brutal en las cuentas municipales.

A esto ha añadido que, en este «eterno proceso», en la mesa de contratación presidida por el socialista David Jurado, ya se produjeron «extrañas maniobras» para evitar que SEMAT, actual prestadora del servicio fuera expulsada, situación que terminó en el TARCYL retrasando la adjudicación. Ahora, por el contrario, tras aceptar su oferta técnica y con la mejor oferta económica se expulsa en la Junta de Gobierno a la empresa mejor posicionada por la puerta de atrás, con falta total de transparencia y con incomprensible justificación. La empresa excluida no se encontraba en baja temeraria o desproporcionada.

Blasco, que ya ha anunciado que esta situación volverá a paralizar la adjudicación del contrato con toda seguridad, ha sido tajante al remarcar que «no vamos a permitir falta de transparencia en el Ayuntamiento y menos aún en uno de sus contratos de mayor importe que tras esta expulsión supone un incremento de 15 millones de euros a los burgaleses». La portavoz popular ha trasladado que han trabajado mucho para que este contrato estuviera ajustado a la realidad municipal, «evitando el inicial despilfarro de recursos que pretendía el PSOE en este contrato, trabajando en verano para ellos mientras todos se fueron de vacaciones, y lo mínimo es explicar a los corporativos y a los burgaleses qué está pasando».

La portavoz popular ha querido aclarar: «Vamos a pedir todas las explicaciones al bipartito de estos comportamientos. Burgos no se merece lo que está ocurriendo en las contrataciones municipales y el derroche al que nos están llevando». Por ello, ha señalado que se solicitará el próximo viernes en la Comisión de Medio Ambiente que se entregue a los grupos municipales toda la documentación de este multimillonario contrato. «Los burgaleses tienen derecho a saber por qué los contratos se encarecen sin explicaciones y más cuando la sociedad empieza a poner en duda cualquier actuación que proceda de los gobiernos socialistas del sanchismo», ha remarcado Blasco.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.