Burgos homenajea a la Catedral con un mural monumental trabajado por el dúo francés ‘MonkeyBird’

Burgos homenajea a la Catedral con un mural monumental trabajado por el dúo francés ‘MonkeyBird’
5 (100%) 3 votes

La obra se ubica en la calle Fernán González nº52 y estará finalizada el próximo lunes. La obra, que lleva por titulo ‘Mímesis, seres y lugares’, combina algunas de las referencias más espectaculares del templo con el estilo de los artistas franceses

El dúo francés ‘MonkeyBird’ esta trabajando estos días en un mural monumental con el objetivo de homenajear a la Catedral de Burgos en su VIII Centenario. Esta iniciativa se suma a los actos de conmemoración de los 800 años de la Seo organizados por la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021. Esta propuesta esta comisariada por StARTer Proyectos Culturales y cuenta con la colaboración de la Alianza Francesa de Burgos y la embajada de Francia en España.

Los artistas franceses comenzaron el monumental trabajo hace escasos tres días y se prevé que el mural este finalizado para el próximo lunes. Su obra ‘Mímesis, seres y lugares’ esta ubicada en la calle Fernán González nº52, enfrente de la Catedral de Burgos. Con esta obra, los artistas pretenden realizar un acercamiento personal a la arquitectura centenaria, trasladando todo un universo de símbolos del interior al exterior, generando de esta manare un dialogo visual con el público en torno al Patrimonio y la cultura contemporánea.

Con la realización de este trabajo, los artistas quieren rendir tributo a las comunidades de artesanos y constructores que participaron en la edificación de la Seo. «Nuestra intención era ofrecer un efecto de complejidad, profundidad y monumentalismo, combinando algunas de las referencias más espectaculares, como el retablo del altar mayor, la Escalera Dorada o el óculo circular de la fachada de Santa María», explica el dúo francés.

En el centro de la obra, aparecerá representado el protector del pueblo, el ángel custodio, como símbolo de buena suerte, bajo la apariencia de una garza real, que se mostrará como símbolo de luz y renacimiento. «Las pequeñas aves representadas en la obra aluden al papamoscas cerrojillo, que habitualmente anidan en las cavidades de piedra, haciendo un guiño al famoso autómata presente en el edificio» han apuntado los artistas.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.