La Orquesta Sinfónica RTVE celebra el VIII Centenario de la Catedral de Burgos

La Orquesta Sinfónica RTVE celebra el VIII Centenario de la Catedral de Burgos
5 (100%) 3 votes

El concierto será el martes 20 a las 19.30 horas en la Seo, estará dirigido por Virginia Martínez, y contará con obras de Cluck, J.C. Bach y Beethoven. Las entradas salen hoy a la venta en el Centro de Recepción de Peregrinos a un precio de 10€

Organizado por la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021, la Orquesta Sinfónica RTVE celebra el 20 de julio, bajo la batuta de la directora Virginia Martínez, un concierto conmemorativo en el día que se cumplen 800 años de la colocación de la primera piedra en la Catedral de Burgos.

En el programa, la Obertura de Orfeo y Euridice de C. W. Gluck, la Sinfonía Concertante en la mayor de J. C. Bach y la Sinfonía nº7 de Beethoven. RTVE lo grabará para su emisión en Los Conciertos de La 2 y Radio Clásica. Este será el acto cultural central de la jornada en la que se cumple el 800 aniversario de la colocación de la primera piedra del templo gótico. Las entradas están ya a la venta en el Centro de Recepción de Peregrinos, a un precio de 10€. La primera pieza que interpretará la Orquesta Sinfónica RTVE, bajo la batuta de Virginia Martínez, es la obertura de la ópera Orfeo y Euridice, la obra más popular del compositor alemán Christoph Willibald Gluck (1714-1787). En la obertura se muestra ya una clara intencionalidad descriptiva de la ópera, anticipando el carácter de la acción y anunciando con antelación los temas de la ópera.

A continuación, se unirán a la Orquesta Sinfónica RTVE el violinista Miguel Borrego y el chelista Javier Albarés, los solistas de la Sinfonía Concertante en la mayor para violín y violonchelo WC 34 de Johann Christian Bach (1735-1782). Se trata de una de las 20 sinfonías concertantes que escribió el menor de los hijos de J. S. Bach conocido como el ‘Bach de Londres’. Están claramente influenciadas por la forma de la ópera italiana, encarnando el espíritu de la música galante y anunciando el estilo clásico.

El concierto concluye con la Sinfonía nº 7, en la mayor, Op. 92 de Ludwig van Beethoven (1770-1827). Dividida en cuatro movimientos, se estrenó en Viena en 1813, con gran éxito, hasta el punto de que la orquesta tuvo que repetir el allegretto, movimiento que se ha hecho extremadamente popular. Considerada por Beethoven como una de sus mejores composiciones, Richard Wagner la llamó la apoteosis de la danza, al tratarse, sin duda, de una obra alegre y dinámica, dotada de un ritmo audaz muy novedoso para la época.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.