La Guardia Civil desarticula un grupo dedicado a las estafas esotéricas

La Guardia Civil desarticula un grupo dedicado a las estafas esotéricas
2.5 (50%) 2 votes

El Equipo @ ha investigado un caso en la provincia al estafar 30.000 euros a la víctima por el método de “amarres de amor”

Hay seis personas investigadas y tres más identificadas por lo que la Operación continúa abierta hasta el total esclarecimiento

Se les imputa, en distinto grado de autoría, los delitos de estafa, blanqueo de capitales y amenazas de muerte

La Guardia Civil, en el marco de la Operación “JIMENA CID” ha desarticulado una organización que estafaba a sus víctimas mediante la búsqueda y establecimiento de relaciones sentimentales a distancia denominada “amarres de amor garantizados”, método asimilado al grupo de los timos o estafas esotéricas.

Hasta el momento hay seis personas investigadas en las provincias de Lugo, Ciudad Real, Alicante y Madrid, con edades entre los 24 y los 54 años, si bien se han identificado a otras tres más, entre ellas los dos principales cabecillas del grupo, para los que se ha solicitado colaboración policial internacional a través de INTERPOL para su localización y puesta a disposición judicial. Se les considera presuntos autores, en distinto grado de autoría, de los delitos de estafa, blanqueo de capitales y amenazas de muerte.

Investigación

Los hechos se venían sucediendo desde el pasado verano pero no es hasta el mes de octubre, tras la denuncia de la víctima, cuando el Equipo @ contra la ciberdelincuencia tiene constancia de una posible estafa perpetrada en la comarca del Arlanza.

La persona contacta a través de una conocida red social con un perfil que garantiza la búsqueda y el establecimiento de relaciones amorosas; con la falsa promesa de conseguir su propósito desembolsa una primera cantidad económica a la que, bajo engaño, continúan otras más, sumas cada vez más elevadas; incluso llega a recibir graves amenazas si abandona y no continúa pagando. Al final la cantidad económica estafada se aproxima a los 30.000 euros conforme a las pesquisas practicadas.

La complicada investigación llevada a cabo por el Equipo @ de asesoramiento, prevención y respuesta en materia de ciberdelincuencia de la Comandancia de Burgos ha permitido la identificación de nueve personas, integrantes de una organización jerarquizada y estructurada piramidalmente, con reparto de funciones claramente definidas, que además guardan entre ellas relación de parentesco y también de amistad.

La Operación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción Nº 1 de Burgos, donde se han entregado las diligencias, y coordinada por los Equipos @ contra la Ciberdelincuancia de la Comandancia de Burgos; ha contado con la colaboración de las Comandancias de Madrid, Lugo, Alicante y Ciudad Real.

Modus operandi

El grupo lo integran dos cabecillas que actúan desde El Caribe y siete “mulas” –en el argot receptoras del dinero en sus propias cuentas bancarias- con residencia en España.

La víctima ingresa el dinero solicitado en diferentes cuentas bancarias que le son facilitadas; las cantidades son finalmente recogidas por la cúpula, que reparte beneficios. En la cima se encuentra el responsable de mantener activo el perfil en la red social y de concretar mediante falsas promesas la estafa, así como de llevar a cabo las amenazas para que siga pagando.

Estos grupos sin escrúpulos se valen de la especial sensibilidad y necesidad de la víctima; ofertan falsos servicios bajo la premisa de influir en la mente o pensamiento de terceras personas y conjuros capaces de generar y conseguir el amor, la salud o el trabajo, métodos muy arraigados en culturas latinoamericanas y caribeñas. Se escudan en el erróneo anonimato de la red y de la indefensión de las personas ya que muchas desisten de denunciar por vergüenza o miedo a posibles represalias mágicas o incluso de sangre.

La importancia de denunciar

Ningún ilícito cometido a través de la web o en el que se pretende obtener una indemnización del seguro, encubrir negligencias o descuidos, del orden de las estafas, timos o ventas fraudulentas, queda impune, a pesar de lo que equivocadamente piensa el autor/es enmascarado bajo el supuesto y falso anonimato que proporciona, por ejemplo, internet y las redes sociales; existe la denominada “huella digital”.

La Guardia Civil agradece la colaboración ciudadana y remarca la importancia de denunciar; para ello pone a su disposición el número de teléfono 062 o si lo prefiere también el servicio de alertas app alertcops; cualquier información que desee facilitar o colaboración en el ámbito de la seguridad ciudadana, vial o medio ambiental es tratada de manera discreta y anónima.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.