Arreglar el hundimiento de Reyes Católicos tendrá un coste de 2,13 millones de euros

Arreglar el hundimiento de Reyes Católicos tendrá un coste de 2,13 millones de euros
5 (100%) 4 votes

La obra tendrá un plazo de ejecución de 8 meses y se espera a que en verano se tenga adjudicatario para poder comenzar las obras. La solución que se plantea es la inyecciones de facturación hidráulica con cemento

El concejal de Licencias del Ayuntamiento de Burgos, Miguel Balbás, ha explicado que desde la sección de Vías Públicas se ha dado a conocer el informe que se pidió al hundimiento y consiguiente reparación del hundimiento de la avenida Reyes Católicos. El plazo de ejecución de la obra tendrá 8 meses de duración, con un presupuesto base de 2.127.508€, un proceso que se ha lanzado mediante tramitación anticipada y que saldrá a licitación en cuanto se apruebe la modificación de crédito. «Esperamos que en julio-agosto tengamos adjudicatario y puedan empezar las obras», ha trasladado.

El informe aborda las causas del hundimiento. Tras un estudio geotérmico y geofísico el informe ha determinado que el problema se debe a la existencia de un paleocauce, es decir, un tramo tramo de cauce fluvial que ha sido abandonado por el cambio de curso de un río, en este caso, el Vena. Además se han juntado una gran cantidad de materiales de mala calidad portante, haciendo que el firme se haya deformado y hundido.

El método elegido para la solución de este problema ha sido las inyecciones de facturación hidráulica, puesto que esta técnica tiene tres ventajas respecto a otras: un grado de menor afectación a los vecinos con menos ruido y vibración, al ser pequeñas perforaciones de 10 centímetros de diámetro se podrán hacer en las aceras y además se aprovechará para levantar un leve hundimiento de uno de los muros del río. «Se trata de realizar inyecciones múltiples de pequeños volúmenes de lechada de cemento que mejoraran los parámetros del suelo. Se conseguirá hacer un suelo más rígido, más duro con el fin de evitar este problema en el futuro», ha explicado Balbás.

El proceso constará de dos etapas. La primera, de la perforación del terreno con una sonda y la posterior colocación de tubos de manguito hasta una profundidad de doce metros. Posteriormente, en la segunda etapa, se producirá la facturación del terreno a través del cemento.

También se renovarán los pavimentos, aceras de la zona afectada así como las zonas de aparcamiento. Durante las obras el tráfico de la zona de los juzgados se desviará por la avenida de la Paz y se permitirá la entrada solo para residentes. En el sentido contrario, el tráfico proveniente de la misma se desviará a la calle Soria permitiendo también solo el paso a las personas residentes.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.