Burgos ya cuenta con el primer hotel para insectos de la ciudad

Burgos ya cuenta con el primer hotel para insectos de la ciudad
5 (100%) 8 votes

Se trata del segundo año que se realiza el convenio entre el Ayuntamiento de Burgos y la Fundación Caja de Burgos «Jardines con Ambiente». El jardín botánico de La Quinta ha sido el primer lugar donde se ha instalado un hotel de insectos, llevado a cabo con ayuda de voluntarios

Foto: Beatriz Plaza

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Burgos, Josué Temiño, ha presentado junto a Miguel Ángel Pinto, director de las Aulas de Medio Ambiente de la Fundación Caja de Burgos, el primer hotel de insectos de la ciudad de Burgos, que se enmarca dentro del programa «Jardines con Ambiente». En este convenio cada parte aporta 13.000€ para su desarrollo.

Un año más el Ayuntamiento de Burgos y Fundación Caja de Burgos colaboran con «Jardines con Ambiente», un acuerdo entre ambas entidades que pretende dinamizar y poner en valor «nuestros parques naturales de diferentes partes de la ciudad así como de las zonas de la ribera de nuestro río», ha señalado Temiño. El edil también ha destacado y ha pedido a la ciudadanía por favor «responsabilidad en el mantenimiento y el cuidado de este nuevo mobiliario para que se mantenga en el tiempo y evitar actos vandálicos».

Hotel de insectos

Hotel de insectos

El primer hotel de insectos de la ciudad, se ha llevado a cabo con ayuda de voluntarios y se encuentra dentro del programa «Jardines con Ambiente», que ambas entidades realizan por segundo año consecutivo. Este taller de voluntariado consiste en colocar diferentes estructuras para fomentar la reproducción de especies silvestres, como son los insectos polinizadores y otros invertebrados beneficiosos, facilitándoles un refugio o zona de descanso segura dentro de su entorno.

A su vez, esta actuación está enmarcada dentro de lo que se denomina «Ecología de la Reconciliación». Se trata de un concepto desarrollado por el ecólogo Michael L., en el que se plantea la necesidad de fomentar la biodiversidad en entornos humanizados, compensando así el perjuicio causado por nuestras actividades o simplemente por nuestra presencia e interacción con el medio ambiente, a través de la ejecución de sencillas acciones que permitan la coexistencia de distintas especies junto a la nuestra.

¿Qué es un hotel de insectos?

Los hoteles para fauna beneficiosa, especialmente insectos, son unos habitáculos realizados con materiales naturales que sirven como lugar de descanso, refugio, reproducción e hibernación para distintas especies de invertebrados. Se realizan para favorecer la conservación de aquellas especies que contribuyen a reducir plagas nocivas para la agricultura y para el ser humano o para aquellas que favorecen la polinización de las plantas.

Se pueden construir de diversos tamaños, dependiendo del lugar donde se quieran colocar. Los más sencillos pueden hacerse simplemente con un manojo de tallos huecos colgados sobre un árbol o arbusto, una maceta o ladrillo rellenos de heno, etc. Los más complejos tienen diversos departamentos especializados y pueden llegar a ser verdaderas obras de arte útiles para el medio ambiente y mantener la biodiversidad.

Historia de los hoteles para insectos

Hace 15 años, sobre todo en Centro Europa, se empezaron a colocar refugios para determinados insectos polinizadores que estaban desapareciendo. Tras realizarse estudios sobre la biología de las diferentes especies de insectos polinizadores, se diseñaron refugios especiales que actualmente están instalados en todos los parques y jardines de numerosas ciudades europeas, en especial en Alemania, Holanda y Francia.

En España estas instalaciones se empiezan a ver hace relativamente poco tiempo, porque en un principio no se planteaban como necesarias. Pero algunos científicos que empiezan a alertar sobre la disminución en la Península Ibérica de los polinizadores solitarios impulsan la instalación de refugios para invertebrados. Por ejemplo, en Bilbao se instalan los primeros en 2016 y desde entonces empiezan a verse por mas ciudades españolas.

Fundación Caja de Burgos, a través de su programa de voluntariado ambiental, lleva trabajando con hoteles para insectos desde 2017, instalando los primeros en el entorno de los Yacimientos de la Sierra de Atapuerca. Desde entonces, más de 30 hoteles para insectos de grandes dimensiones se han colocado en centros escolares, jardines y espacios industriales de la provincia de Burgos, Valladolid y Palencia con buenos resultados.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.