Sonorama Ribera cierra su 25 aniversario con récord de asistencia

Sonorama Ribera cierra su 25 aniversario con récord de asistencia
5 (100%) 2 votes

Más de 140.000 personas han disfrutado estos cinco días de la mejor música en directo en el recinto de Sonorama Ribera y las calles de Aranda de Duero. Con más de 200 artistas en el cartel repartidos en los 10 escenarios, esta edición del festival ha acogido a grandes cabezas de cartel como C. Tangana, Izal o Leiva, entre muchos otros

Fotos: Rodrigo Mena, Jacobo Revenga, Alberto Calvo, Diego Santamaría

Sonorama Ribera cerraba esta madrugada las puertas de su 25 Aniversario clausurando así una nueva edición del festival en el que se ha superado el récord de asistencia, con 140.000 personas disfrutando de la mejor música en nuestro recinto y en las calles de Aranda a lo largo de estos 5 días.  El festival vuelve así a su formato original demostrando que su esencia sigue intacta y que este fin de semana es una fecha marcada en el calendario de muchos para la música en directo y el vino de Ribera del Duero.

Han sido más de 200 los artistas que este año han actuado en los 10 escenarios de Sonorama Ribera. En esta edición tan especial en la que el festival arandino ha cumplido 25 años, se ha vuelto a apostar por la variedad con un cartel que ha acogido a artistas de distintos estilos y generaciones, ampliando así también el target del festival.

El pasado viernes, 12 de agosto, Sonorama Ribera volvió a cumplir con una de sus locuras, teniendo como concierto sorpresa a Leiva. Un cabeza de cartel sin anunciar, algo que dice mucho de él y y también del festival, ya que demuestra que se puede amar la música y que por encima de los objetivos puede estar la pasión.

En la tercera jornada del festival vivimos otro concierto muy emocionante, que empezó recordando a la gente que ya no está al ritmo de la dulzaina y el tamborín de la tierra. Se proyectaron fotos de estos 25 años con la gente que estuvo en Sonorama Ribera desde entonces y, al verlas, como dice la dirección, «lo mejor fue darnos cuenta de que seguimos juntos». El concierto consistió en canciones históricas interpretadas por artistas tanto noveles como consagrados, algo que refleja la esencia del festival; dar oportunidades a los nuevos y disfrutar de los que ya son historia de este país.

Concierto de C. Tangana

Concierto de C. Tangana, cabeza del cartel

El sábado C. Tangana dio, por méritos propios, uno de los grandes conciertos de la historia de Sonorama Ribera y, sin duda, el que más expectación ha tenido hasta la fecha. Cumplió con creces con estas expectativas y trasladó a nuestro escenario principal su disco El Madrileño, que ya es historia de nuestra música.

Además de otros grandes cabezas de cartel como Loquillo, Mikel Erentxun, Rozalén o Dorian, entre muchos otros, esta edición ha servido también para consolidar definitivamente a grupos como Shinova, y a descubrirnos que el futuro pasa por Ginebras o Arde Bogotá.

Se han podido recuperar la actividad en lugares emblemáticos como la Plaza del Trigo con conciertos tan especiales como el de Izal, que se despedían de Sonorama Ribera en un lugar tan importante tanto para ellos como para el público. El domingo, Xoel López cerró un círculo que el mismo abrió hace más de diez años con un concierto mágico.

Tampoco se puede dejar de mencionar el resto de escenarios en los que se pudieron encontrar un amplísimo abanico de artistas y DJs. El Escenario Charco sigue siendo una ventana que debe seguir abierta a Latinoamérica y funcionó muy bien. Al igual que otro escenarios, entre los que destacan el Urban Heineken Silver, que trajo hasta el recinto los ritmos más actuales. También fueron un éxito tanto el Sonorama Baby del centro del pueblo como el Escenario Humor del recinto.

Balance

El balance llega este año tras un fin de semana algo extraño en el que se ha vuelto a poner el foco sobre la cultura a causa de un accidente que desgraciadamente se produce en muchos ámbitos de la vida, pero por el que Javier Ajenjo, director del festival, afirma haberse visto otra vez frágiles ante la opinión pública y los medios de comunicación: «Esto es algo que nos preocupa, ya que cuando esto ocurre se nos exigen unos esfuerzos y rigurosidades que ya se cumplen a rajatabla».

En cuanto al festival, la organización se siente muy satisfecha y el equipo sigue siempre atento para observar y aprender una vez más durante estos días. Se han mostrado muy contentos de que todo haya transcurrido con normalidad, sin percances serios y con fluidez en los accesos y salidas, afirmando que creen que el festival ha estado a la altura dentro de la magnitud y que todo ha funcionado sin ningún problema reseñable.

Para Aranda han sido días en los que se ha retomado una muy necesaria normalidad, con un impacto mediático y económico brutal que aún no se ha medido pero que la organización ya sabe que ha sido arrasador. Nunca se había visto el pueblo así en 25 años.

Sonorama Ribera ha querido dar las gracias una vez más a las fuerzas de seguridad,  a Protección Civil, Cruz Roja, bomberos y trabajadores municipales, sin los que habría sido imposible desarrollar Sonorama Ribera 2022. También ha querido dar las gracias a la corporación municipal al completo por confiar y creer que un festival es importante para el desarrollo y futuro de una ciudad como Aranda.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.