La Sociedad de Aguas adoptará un programa de prevención de riesgos de responsabilidad penal

La Sociedad de Aguas adoptará un programa de prevención de riesgos de responsabilidad penal
Vota este artículo

La empresa adjudicataria es Vaciero con una cantidad de 11.737€ y tendrá un plazo de implantación en 4 meses. El objetivo prioritario del mismo será prevenir los delitos de manera sistemática mediante el establecimiento de los suficientes métodos de control y prevención para que no se produzcan

El presidente de la Sociedad Municipal de Aguas de Burgos, Miguel Balbás, ha presentado un nuevo contrato que se ha adjudicado en la misma que continua «con la senda de cambio y organización que llevamos aplicando en la Sociedad de Aguas desde que la estoy presidiendo». El objetivo, ha dicho, es «construir una Sociedad de Aguas más fuerte, que esté a la vanguardia en cualquier aspecto y que pueda defenderse ante los problemas que puedan ir surgiendo en el contexto en el que estamos».

La Sociedad de Aguas contará a partir de 2023 con un programa de prevención de riesgos de responsabilidad penal que realizará la empresa Vaciero por un importe de 11.737€. El objetivo principal del mismo, según ha explicado Balbás, es prevenir los delitos de manera sistemática mediante el establecimiento de los suficientes métodos de control y prevención para que no se produzcan. El segundo objetivo consiste en anular o disminuir la responsabilidad penal de la Sociedad en todo lo posible en caso de que un trabajador llegue a cometer un delito.

El presidente de Aguas de Burgos ha explicado que una reforma en el Código Penal produjo que las personas jurídicas pudieran tener responsabilidad penal frente a un total de 24 delitos, entre los que se encuentran blanqueo de capitales, evasión fiscal, estafas, tráfico de influencias, apropiación indebida, delitos contra la Seguridad Social, delitos contra la Seguridad de Datos, contra la propiedad intelectual, contra la Hacienda Pública y cohecho, entre otros.

La empresa adjudicataria también tendrá el deber de elaborar un código ético y crear un canal de denuncias anónimo que permita con toda confidencialidad que cualquier persona denuncie que se está cometiendo un delito en la Sociedad. Tendrá un tiempo de 4 meses para realizar un estudio de la actividad de la Sociedad para identificar cuáles de esos 24 delitos pueden ocurrir en la misma y una vez identificados diseñará una evaluación de riesgos penales personalizada y adaptada a las actividades que realiza Aguas de Burgos.

Después facilitarán el propio programa de prevención de riesgos penales en el que tendrán que incluirse el diseño de los protocolos necesarios para que los trabajadores no incurran en ningún delito y dar también las medidas de control y prevención para que no se llegue a acometer ningún delito. «Con este programa ya en nuestras manos el siguiente paso es la implantación del mismo en la Sociedad de Aguas de Burgos», ha relatado Balbás.

Para ello la empresa adjudicataria tendrá que asesorar, guiar, realizar la formación presencial a todos los trabajadores y guiar a los entes externos que trabajen co la Sociedad. Además se han incluido 3 revisiones anuales para realizar el debido seguimiento.

«Mi objetivo desde el primer momento desde que estoy en la presidencia de la Sociedad de Aguas de Burgos es modernizarla y profesionalizarla, intentar que volviera a ser puntera en el sector y saliese del letargo del que estaba», ha concluido Miguel Balbás.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.