300.000 euros para Atapuerca

300.000 euros para Atapuerca
5 (100%) 1 vote

Se han aprobado más de 300.000 euros para la construcción de una cubierta de protección en los yacimientos arqueológicos de Atapuerca

La Consejería de Cultura, Turismo y Deporte ha comunicado al Consejo de Gobierno la aprobación de un gasto de 305.677 euros para la contratación de la obra de construcción de una cubierta de protección del yacimiento de El Penal, en los yacimientos arqueológicos de la Sierra de Atapuerca.

Se trata de una nueva licitación para adjudicar esta obra, ya que, por motivos económicos, quedó desierta la anterior y se ha realizado una nueva licitación, tras la actualización de precios.

El principal objetivo de esta intervención, financiada con fondos europeos, es la protección del yacimiento El Penal y mantener las características formales y funcionales de otras intervenciones de protección realizadas en el mismo yacimiento en fechas anteriores, procurando la mayor protección posible frente a la climatología y al tiempo, que su interferencia sea mínima. La solución que se adopta es otra cubierta traslúcida que emplea la misma tipología formal de las cubiertas de protección construidas en la Sierra de Atapuerca en años anteriores.

El yacimiento Trinchera Penal se localiza en el segundo tramo de la Trinchera del Ferrocarril de los yacimientos de la Sierra de Atapuerca, en su cara de mediodía. La importancia de este emplazamiento radica en la presencia de niveles del Pleistoceno Inferior. Por otro lado, la excavación del yacimiento dará a conocer la morfología original del conducto Dolina/Penal, segmentos del mismo sistema cortado por la Trinchera del ferrocarril. Entre los materiales arqueológicos documentados destacan los restos de fauna de especies carnívoras y herbívoras e industria lítica y restos de paleolítico Inferior.

Se trata de un yacimiento en superficie, con planta irregular y potencia de sedimentos de unos cinco metros. Aparece al cortar la Trinchera la cavidad de la que formaban parte el yacimiento Dolina y éste. Desaparece también el techo que cubría lo que hoy es El Penal, con lo que los rellenos se muestran en dos cortes, uno horizontal y vertical el otro, coincidiendo con la pared de la Trinchera

Esta nueva cubierta apoya en un andamio que arranca del fondo de la Trinchera y se adosa al de la cubierta que protege el yacimiento de Dolina. Dado que en este andamio y en el contiguo han de apoyar las estructuras auxiliares que se levantan para apoyo directo de las excavaciones, se mantiene el mismo material empleado en la construcción del andamio preexistente. En el andamio apoyan cerchas metálicas que soportan una cubierta plana a un agua que vierte hacia la parte superior de la Trinchera, siguiendo la pendiente del terreno.

Esta cubierta protege no sólo el yacimiento de El Penal, sino también una zona llana y despejada del fondo de la Trinchera y otra en la vereda de la cara superior, en las que pueden alojarse los grupos de visitantes en casos de lluvia o nieve.

La cubierta se resuelve mediante la disposición de siete cerchas metálicas, en tubo de acero. Se refuerzan estas cerchas con otras metálicas transversales y se cubre la armadura con una placa de poliéster reforzado con fibra de vidrio atornillada a la estructura. Esta placa traslúcida dispondrá de protección contra los rayos ultravioleta. Se enlaza el yacimiento con el resto de los existentes en el fondo de la Trinchera mediante una pasarela de dos metros de ancho que nace de la excavación y llega al andamio en el que se apoya la cubierta, permitiendo con ello un amplio abanico de circulaciones en la Sierra. Esta pasarela dispondrá también de un vallado y una puerta, al igual que las otras pasarelas ya existentes sobre la Trinchera.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.