Una apuesta por la sostenibilidad

Una apuesta por la sostenibilidad
3 (60%) 4 votes

Los ingenieros industriales animan a las empresas a que avancen en su apuesta por la sostenibilidad y contemplen lareducción de la huella de carbono como una inversión rentable

Castilla y León es la cuarta Comunidad con más proyectos (433) en el Registro del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, sobre todo del tejido empresarial y con un alto protagonismo de la pequeña empresa (156) y de las ‘micro’ (88).

Los colegios de ingenieros industriales de Castilla y León quieren «animar a todas las empresas de la Comunidad a que conozcan su huella de carbono, en el marco de su clara apuesta por la sostenibilidad, con el fin de tomar medidas y reducir las emisiones contaminantes».

Los ingenieros industriales recuerdan que la legislación internacional obligará muy pronto a todos los agentes económicos y sociales, así como como a organismos oficiales y entidades sin ánimo de lucro, a que realicen auditorías para conocer el impacto de la huella de carbono derivada de la actividad que realizan y a adoptar medidas concretas para controlar su evolución, reducirla y/o compensarla.

«La lucha global contra el cambio climático avanzará con más o menos rapidez en función de las circunstancias geoestratégicas, pero ya es irreversible y nos compete a todos, tanto empresas como administraciones», han afirmado los representantes de los colegios de ingenieros industriales de Castilla y León, en el transcurso del encuentro que han mantenido para analizar la posición de la Comunidad en relación con el compromiso de reducción de los gases contaminantes.

En el encuentro han participado los decanos de los colegios de Burgos-Palencia, Ignacio Velázquez, y de León, Antonio Fernández, además del presidente del Colegio de Valladolid —Iñaki Bengoetxea— y distintos expertos en esta materia, como Fernando Gómez y Roberto Valdivielso (‘Creó gestores energéticos’).

Conocer la huella de carbono

Los representantes de los colegios han valorado positivamente la posición de Castilla y León en el marco nacional de la lucha contra el cambio climático, ya que se ha situado entre las cuatro comunidades que más proyectos de huella de carbono han inscrito en el Registro del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

En concreto, de un total de 6.887 proyectos inscritos hasta ahora, Castilla y León cuenta con 443, cifra que se sitúa solo por detrás de los registrados por Madrid (1.489 proyectos), Comunidad Valenciana (1.231) y Andalucía (710).

Del total de Castilla y León (443), el 86% son iniciativas del sector empresarial (382), sobre todo por las pequeñas empresas (156), las medianas (89) y las ‘micro’, con menos de diez empleados (88).

En cuanto al sector de actividad de los proyectos inscritos en el Registro, la industria manufacturera concentra el mayor número (98), seguida del sector agroganadero (50), la construcción y la administración pública (ambos con 43 proyectos).

Una inversión rentable

Los ingenieros industriales han destacado la decida apuesta de las empresas por la sostenibilidad, que figura ya como un valor estratégico en el plan de crecimiento de muchas de ellas.

En este sentido, han señalado, «las empresas saben que se trata de una inversión con resultados importantes a corto y medio plazo», ya que la mayor parte de ellas ya han tomado medidas de eficiencia energética, por ejemplo, que generan ahorros significativos y son de gran valor para la mejora del medio ambiente.

Se trata, además, de un valor que conecta muy directamente con las exigencias de los clientes o consumidores, según los últimos datos que se han hecho públicos.

Entre ellos, por ejemplo, un reciente estudio de KPMG, elaborado a partir de 30.000 encuestas realizadas en 11 países (España entre ellos), afirma que el 64% de los consumidores quiere conocer cuál es el impacto medioambiental de los productos que compra. Y el 69% se muestra dispuesto a apoyar a las empresas que son coherentes y llevan a cabo realmente sus compromisos con la sostenibilidad y el medio ambiente.

Los colegios de ingenieros industriales de Castilla y León consideran que los datos sobre proyectos de huella de carbono del Registro del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ponen de relieve cuál es la «implicación real de las administraciones públicas en la apuesta por la sostenibilidad, muy alejada de la que demuestra el tejido productivo».

En su opinión, las administraciones «deberían liderar la apuesta por la sostenibilidad con proyectos concretos de huella de carbono y ejercer como ‘sector tractor’ contra el cambio climático».

Calcular para reducir y compensar

Por lo que se refiere al compromiso de las entidades de Castilla y León que han registrado proyectos de huella de carbono (443), la inmensa mayoría (360) quiere conocer cuál es el impacto de su actividad, por lo que reciben el sello denominado ‘Calculo’.

Además, otros 60 proyectos tienen por objeto calcular y reducir el impacto de la huella de carbono que genera su actividad, mientras que 11 se comprometen a calcular y compensar; y 12 más, a calcular, reducir y compensar.

Los colegios de ingenieros industriales han querido destacar, por otro lado, la buena posición de Castilla y León en cuanto a los proyectos de absorción del CO2 inscritos en el Registro (60), que suponen el 15% del total nacional, solo por detrás de Galicia (75%).

Sin embargo, esos 60 proyectos de absorción activan poco más de 16 km2 de la superficie forestal de la Comunidad (48.000 km2), con capacidad para absorber 248.000 toneladas de CO2, cuando Castilla y León tiene capacidad para absorber alrededor de 12 millones de toneladas de dióxido de carbono anuales.

Sobre los ingenieros industriales en CyL

Castilla y León cuenta con cerca de 1.700 colegiados que ejercen la profesión de ingeniero industrial. Los Colegios representan a los ingenieros industriales que desarrollan su actividad profesional en multitud de sectores, así como a alumnos de escuelas de Ingeniería. También trabajan de forma coordinada y directa con las administraciones públicas y la sociedad en general.

La Delegación de Valladolid del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid, COIIM, nació en junio de 1951 con el fin de facilitar el progreso de la profesión de ingeniero industrial y atender sus necesidades. En concreto, la Delegación de Valladolid cuenta con cerca de 900 ingenieros, lo que la convierte en la más numerosa de todas las existentes, pues el COIIM abarca ámbitos territoriales en varias comunidades autónomas. Además, el COIIM, en CyL tiene delegaciones en Salamanca, Segovia, Soria y Zamora y representación en Ávila, con más de 200 miembros en conjunto.

El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales Burgos y Palencia se creó en 1999 como resultado de la segregación del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Santander, Burgos y Palencia; y aglutina unos 300 profesionales.

León cuenta desde 2014 con Colegio propio, nacido por segregación del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Asturias y León, incorporando cerca de 350 ingenieros.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.