Blasco advierte que la Ordenanza Municipal de Residuos no prevé la obligatoriedad del servicio puerta a puerta

Blasco advierte que la Ordenanza Municipal de Residuos no prevé la obligatoriedad del servicio puerta a puerta
Vota este artículo

Ha pedido a De la Rosa que abandone su «modelo restrictivo basado en la imposición y vuelva a la senda legalmente establecida»

«La Ordenanza Municipal de Residuos no prevé la obligatoriedad del servicio de recogida puerta a puerta», según ha trasladado a portavoz del Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Burgos, Carolina Blasco. Blasco ha explicado que el texto, que data de 2017, solo habla de voluntariedad de los establecimientos en las fracciones de papel y vidrio, por lo que la obligación a la que pretende someter el alcalde Daniel de la Rosa a comerciantes y hosteleros adolece de cualquier soporte legal.

«De la Rosa hace gala de imposición sin importarle nada, cuando si quiere implantar una obligatoriedad, lo primero que debería haber hecho es modificar la ordenanza», ha aseverado Blasco, quien ha recordado que «el PSOE lleva meses amenazando a los hosteleros con sanciones, en caso de no participar en el nuevo servicio».

Para la portavoz municipal de los populares, quien ha desvelado que estas sanciones ni siquiera se recogen como tales en la ordenanza, la conducta del regidor socialista solo demuestra «su ansia de imposición sin respetar la voluntad de los burgaleses», en este caso de los hosteleros afectados por la medida. Blasco no solo ha lamentado el modelo de imposición, sino también la improvisación en la implantación y la escasez del servicio a la hora de garantizar una recogida de calidad y respetuosa con la imagen de la ciudad.

«De nuevo, el equipo de Gobierno deja al descubierto sus dificultades para gestionar esta ciudad porque un alcalde no es un ministro plenipotenciario, es un servidor público que debe respetar, el primero, las normas», ha precisado Carolina Blasco, antes de pedir que se deje de utilizar «la amenaza con la sanción como forma de gobierno», para implantar el nuevo servicio puerta a puerta de un modo progresivo mientras se lleva a cabo la modificación de la ordenanza.

Un periodo, ha dicho Carolina Blasco, que debe servir de adaptación a los hosteleros, sobre todo a los del centro histórico, al ser los más afectados por la medida. De forma adicional, tal y como planteó la semana pasada, ha reclamado un incremento de las frecuencias en la recogida puerta a puerta del casco histórico, con el objetivo de dar el mejor servicio posible, adaptado a las necesidades del sector hostelero.

«Daniel de la Rosa ni siquiera se ha leído la ordenanza y es lo primero que debería hacer para, a continuación, dar facilidades y dejar de lado de una vez sus amenazas», ha concluido Blasco, quien ha vuelto a lamentar que «los socialistas solo funcionen a golpe de castigo».

Deja tu comentario

Your email address will not be published.