5 años de modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)

5 años de modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)
1 (20%) 1 vote

En esta modificación el Ayuntamiento asume el mantenimiento de los espacios privados de uso público y contempla la creación de 7.500 viviendas en suelo urbanizable no consolidado, entre otras variaciones

Estas son dos de las modificaciones que han presentado esta mañana el concejal de Urbanismo, Daniel Garabito, y el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa. El PGOU se llevará a Pleno este viernes y después de dos meses de información pública, será la Junta la que deberá aprobarlo.

El alcalde ha aclarado que este plan se revisa por un “imperativo judicial” tras la anulación de cuatro sectores urbanizables de uso residencial por parte del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. El plan de 2014 predecía un aumento de la población de Burgos del 20%, con un total de 286 mil habitantes. La realidad es otra, pues somos 174 mil, “un desajuste que evidencia que los sectores urbanizables para uso residencial estaban sobredimensionados”, ha indicado.

La revisión del plan de 2014 ha supuesto un trabajo que ha durado 5 años, en los que un tercio del Plan General ha sido modificado, tal y como ha comunicado Garabito. En el documento actual se ha creado además un capítulo nuevo sobre sostenibilidad en el que se recoge un programa de incentivos para la creación de viviendas verdes.

Respecto a los espacios privados de uso público, el Ayuntamiento va a ser el encargado de asumir los costes del mantenimiento, aunque aún no han aclarado la cifra que supondrá. De la Rosa ha aclarado las actuaciones que recoge en torno al mantenimiento de estos espacios: gastos relativos a la limpieza urbana, la conservación del alumbrado, el mantenimiento, conservación y sustitución del mobiliario urbano y el mantenimiento de los espacios ajardinados (incluyendo el arbolado y la conservación de los pavimentos que implica el baldeo).

De la Rosa también ha informado sobre la reclasificación del suelo que estaba destinado al CAE para suelo industrial. Ha asegurado que “está a buen ritmo”. “Queríamos dejar encauzada una modificación que, a principios del mandato que viene, va a posibilitar la incorporación de 4 millones de metros cuadrados de suelo industrial”, ha recordado.

Por su parte, Garabito, ha informado sobre el suelo del que ya dispone Burgos para la creación de viviendas, sin necesidad de crear nuevos espacios. Respecto al suelo urbanizable no consolidado de Burgos, existe una capacidad para construir 7.500 viviendas. Así, en el Plan se contempla construir cerca de 15.000 viviendas en los sectores con los que ya cuenta la ciudad. En términos económicos, Garabito también ha señalado el coste del plan del año 214, con 950 millones de euros. Sin embargo, en esta modificación se estima un coste de 600 millones de euros.

Otra de las modificaciones se centra en el PERI (Plan Especial de Reforma Interior) de la localidad de Villalonquéjar, al ser eliminado ya que los vecinos no estaban interesados y además estaban pagando mayores impuestos al ser suelo urbanizable.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.