Salen al mercado la primeras etiquetas de la historia con el sello de la IGP Morcilla de Burgos

Salen al mercado la primeras etiquetas de la historia con el sello de la IGP Morcilla de Burgos
5 (100%) 7 votes

La etiqueta con el sello de la IGP llega al mercado después de 25 años de trabajo. A partir de hoy, cinco operadores certificados pueden comenzar a comercializar sus morcillas con el sello de la Indicación Geográfica Protegida

Tras 25 años y tras haber conseguido alcanzar un acuerdo entre los distintos productores, hoy, 3 de junio, se ha presentado el sello de la Indicación Geográfica Protegida de la morcilla de Burgos y a partir de hoy se pone en marcha. Roberto Da Silva, de Embutidos Cardeña, ha indicado que se han agotado todos los procedimientos que había en contra de esta propuesta IGP, «con lo cual ya salimos mucho mas refortalecidos y no solamente los operadores que estamos ya certificados y habilitados, sino que hemos conseguido agrupar y traer a aquellos que incluso estaban en contra.».

El órgano de gestión de la IGP Morcilla de Burgos se ha reunido esta mañana y ha tomado la decisión de comezar a etiquetar bajo el sello de la mención de calidad con los cinco operadores que ya están certificados: Embutidos de Cardeña, Morcillas La Ribera, Morcillas El Revillano, Embutidos El Pozano y Morcillas San Lesmes. Además se espera que en los próximos días se sumen otros productores que se encuentran a la espera de recibir su certificación.

El inicio de esta propuesta nace de un colectivo de ocho empresas que han estado presenets durante todo este tiempo y hay otros cinco operadores más que han solicitado pertenecer, ya que «este proyecto crece», afirmaba Da Silva. El órgano de gestión está compuesto por cinco de estas ocho empresas.

La etiqueta tiene varias protecciones, posee una  marca al agua, un stamping en micro relieve y una micro impresión muy difícil de detectar si no se hace por microscopio. En cuanto al significado del color, su color cobrizo tiene la imagen de la catedral de Burgos, que define la imagen tradicional de lo que es la morcilla, un producto tradicional. «Tenemos el sello de Europa, que reconoce la marca de identidad, la marca de garantía, que en este caso que es IGP: Indicación Geográfica Protegida Morcilla de Burgos, y desde este momento, ya la morcilla de Burgos de goza de salud», apuntaba Da Silva.

La Morcilla de Burgos presenta una característica propia que le ha llevado a obtener la IGP: la utilización de cebolla horcal en su elaboración. Se trata de una hortaliza autóctona de la provincia burgalesa, rica en fibra y azúcares, que le aporta a la morcilla una mayor calidad y una cualidad diferencial reconocida por la Unión Europea.

Hoy es el «pistoletazo de salida» de esta etiqueta, pero apuntan que tienen ya pensado participar en todas las ferias de ámbito nacional o cualquiera de las convocatorias de feria que tengan presencial de cualquier marca de calidad, garantía o denominación de origen. Las acciones de promoción estarán vinculadas a la disponibilidad de los espacios y tienen la intención de hacer estas etiquetas mucho más visible.

En la fotografía aparecen por orden: Daniel Blasco, de Morcillas San Lesmes; Roberto Da Silva, de Embutidos de Cardeña; Maribel Martín de Morcillas El Revillano y Alfredo Alonso, de Morcilla de Lerma.

Deja tu comentario

Your email address will not be published.